martes, 4 de octubre de 2011

¿Cómo elegir tu diccionario?

No todos los diccionarios son iguales ni están concebidos del mismo modo, por lo que el diccionario más apropiado para ti dependerá de tus necesidades. En este artículo os ofrecemos algunas cuestiones que os podéis plantear a la hora de optar por uno u otro.

1. Averigua qué tipo de diccionario necesitas; para ello puedes tener en cuenta las siguientes cuestiones:
  • Idiomas: ¿estás buscando un diccionario monolingüe, sólo con definiciones? ¿Estás buscando un diccionario bilingüe, que te permita buscar palabras y sus traducciones a otro idioma?
  • Formato impreso o digital: los diccionarios impresos no necesitan electricidad ni tener encendido tu ordenador, pero sólo se actualizan si compras uno nuevo.
  • Tamaño (sólo para formato impreso): ¿lo llevarás contigo en el bolsillo o en tu cartera, o lo dejarás en tu mesa o en una estantería?
  • Ámbito: ¿necesitas un diccionario genérico? ¿Necesitas un diccionario que incluya términos técnicos o relacionados con alguna especialidad concreta?
  • Encuadernación (sólo para formato impreso): ¿prefieres un libro que se quede abierto sin tu ayuda o que tengas que sujetarlo mientras lo consultas?
2. Fecha de publicación. Todo idioma registra palabras nuevas continuamente, así que deberías comprobar si el diccionario incluye aquellas palabras más recientes y si está actualizado.
3. Nombres propios. ¿Necesitas un diccionario que incluya nombres propios de persona o lugar?
4. Coloquialismos y vulgarismos. Aunque ya conozcas este tipo de palabras en tu propio idioma o no desees emplearlas, no deberías obviarlas tanto en tu lengua como en otra para entender lo que otros dicen.
5. Regionalismos. Comprueba que tu diccionario contiene distintas acepciones para un término, además de la principal o general, y que contempla las posibles diferencias regionales para ese vocablo.
6. Analiza toda la información del principio y del final del libro. ¿Incluye cuestiones de pronunciación, ortografía y/o gramática? ¿Está claramente explicado y resulta sencillo de utilizar?
7. Lee algunas definiciones y/o acepciones de muestra. Elige algunas que te resulten familiares y otras que no para comprobar si son claras y si las entiendes. ¿Ofrecen ejemplos y/o citas literarias? ¿Incluye sinónimos o cualquier otra información relevante sobre el término?
8. Etimología. ¿Te ofrece la raíz etimológica de la palabra? ¿Confías en la información que te ofrece?

Todas estas cuestiones te pueden ayudar a decidirte por uno u otro diccionario. Si después de plantearte todo esto sigues teniendo dudas, consúltalas con tu profesor, tu librero o alguien que te merezca su confianza al respecto.

¡Buena suerte!

JPM Ediciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario